La Lumbalgia en los Adultos Mayores


Pese a que los Adultos Mayores pueden experimentar los dolores relacionados con las afecciones que afectan también a adultos más jóvenes, las personas mayores de 65 años de edad son más propensas a sufrir dolores relacionados con la degeneración de las articulaciones de la columna vertebral.

Dos de las causas más comunes de la lumbalgia en los adultos mayores son la artrosis y la estenosis vertebral.

Síntomas: lumbalgia y entumecimiento que son más fuertes por la mañana y por la noche

Puede incluir cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • Dolores que interrumpen el sueño

  • Un dolor que es más pronunciado a primera hora de la mañana y otra vez al final del día

  • Un área localizada de la columna que es dolorosa con la palpación

  • Un dolor sordo, continuo o intermitente, en la parte inferior de la espalda que se agrava después de hacer mucha actividad física

  • Entumecimiento o una pérdida de flexibilidad en la espalda (por ejemplo, una incapacidad para doblarse por la cintura con comodidad)

Posible causa: artrosis de las articulaciones facetarias

La artrosis de las articulaciones facetarias es una afección degenerativa de evolución lenta. El dolor es causado por la degeneración del cartílago entre las articulaciones facetarias de la columna. Al principio, los síntomas pueden ser solo intermitentes, pero luego pueden convertirse en una lumbalgia más constante y, con el tiempo, pueden llegar a causar no solo una lumbalgia sino también la ciática.

Síntoma: dolor de pierna que se siente principalmente al caminar y al estar de pie

Puede incluir cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • Incapacidad para caminar mucha distancia sin tener dolor en la pierna

  • La lumbalgia se alivia pronto después de sentarse

  • Los síntomas a veces son graves y, otras veces, leves o inexistentes

  • Los síntomas son de evolución lenta

  • Debilidad, adormecimiento y hormigueo que se irradian de la parte inferior de la espalda a las nalgas y las piernas (ciática)

  • Posibles causas: estenosis del canal lumbar o espondilolistesis degenerativa

Tanto la estenosis vertebral como la espondilolistesis degenerativa pueden comprimir los nervios donde estos salen de la columna vertebral. Cuando uno está de pie, por ejemplo cuando está caminando normalmente, esto aumenta la compresión del nervio, causando el dolor de pierna.

Síntomas: dolor de espalda de aparición repentina, pérdida de flexibilidad y pérdida de estatura

Puede incluir cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor de espalda de aparición repentina

  • Al estar de pie o al caminar generalmente empeora el dolor

  • Al recostarse boca arriba el dolor se pone menos intenso

  • Pérdida de estatura

  • Flexibilidad limitada de la columna

  • Deformidad y discapacidad

Posibles causas: aplastamiento vertebral (p.ej., por osteoporosis)

Como regla general debe considerarse la posibilidad de un aplastamiento vertebral luego de cualquier aparición repentina de dolor de espalda en adultos mayores de 50 años, especialmente en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis y en hombres y mujeres luego del uso prolongado de corticoesteroides. En una persona con osteoporosis, hasta una fuerza pequeña ejercida sobre la columna, como por un estornudo, puede ocasionar un aplastamiento vertebral.

Tratamiento

El tratamiento para la lumbalgia depende de los antecedentes del paciente y de la gravedad del dolor. La gran mayoría de los casos de la lumbalgia se curan dentro de seis semanas sin cirugía y los ejercicios para la lumbalgia son, casi siempre, parte del plan de tratamiento.

Si el dolor persiste o empeora, se pueden recomendar procedimientos quirúrgicos o diagnósticos más avanzados.

  • Descanso. Dejar de realizar actividades durante unos días permite que los tejidos lesionados, y hasta las raíces nerviosas, empiecen a curarse, lo que a su vez puede servir para aliviar la lumbalgia. Sin embargo, descansar por más de unos pocos días puede conllevar una debilitación de los músculos, y los músculos débiles pueden tener dificultades para apoyar la columna adecuadamente. Los pacientes que no hacen ejercicio regular para hacerse más fuertes y flexibles son más propensos a experimentar una lumbalgia recurrente o prolongada.

  • Compresas de calor y hielo facilitan el alivio de la mayoría de los casos de lumbalgia al reducir la inflamación. Muchas veces los pacientes utilizan el hielo, pero algunos prefieren el calor. Se puede alternar entre los dos.

  • Medicamentos. Está disponible una gran diversidad de medicamentos recetados y de venta libre para ayudar a reducir los síntomas de la lumbalgia. Muchos medicamentos reducen la inflamación, que muchas veces es una causa del dolor, mientras que otros tratan de impedir la transmisión de las señales de dolor al cerebro. Cada medicamento tiene múltiples riesgos únicos, posibles efectos secundarios e interacciones farmacológicas (o interacciones con alimentos o suplementos) que deben ser evaluados por un médico.

#lumbalgia #tratamiento #terapias #adultomayor

46 vistas

​​​Contáctanos

Síguenos y Comparte

Más Sobre Nosotros

Tel: 0968638376  

0980898173  

  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

©   Adulto Mayor Asistido en Casa. 2020-2021  Todos los Derechos Reservados