top of page

Tipos de demencia


¿Qué es la demencia? La demencia se refiere a la pérdida de funciones mentales lo suficientemente graves como para afectar las actividades diarias de una persona. Estas funciones incluyen:


  • Memoria

  • Habilidades lingüísticas

  • Percepción visual (capacidad de entender lo que se ve)

  • Resolución de problemas

  • Habilidades para realizar tareas diarias

  • Habilidad para enfocarse y prestar atención


Es normal experimentar ciertos olvidos a medida que envejecemos, pero la demencia no es una parte normal del envejecimiento. Es un trastorno grave que interfiere con la vida cotidiana. ¿Cuáles son los tipos de demencia? Los tipos más comunes de demencia se conocen como enfermedades neurodegenerativas. Estas condiciones se caracterizan por un deterioro o muerte de las células cerebrales. Algunos ejemplos son:


  • Enfermedad de Alzheimer: Es la forma más común de demencia en personas mayores. Esta enfermedad causa la acumulación anormal de placas y ovillos en el cerebro debido al crecimiento inadecuado de proteínas. La proteína beta-amiloide se acumula y forma placas entre las células cerebrales, y también se produce una pérdida de conexión entre las células nerviosas del cerebro.

  • Demencia con cuerpos de Lewy: Esta forma de demencia causa síntomas motores junto con la demencia. Los cuerpos de Lewy son depósitos anormales de una proteína en el cerebro.

  • Trastornos frontotemporales: Estos trastornos provocan cambios en áreas específicas del cerebro. Los cambios en el lóbulo frontal se manifiestan en síntomas conductuales, mientras que los cambios en el lóbulo temporal afectan el lenguaje y las emociones.

  • Demencia vascular: Esta demencia se produce debido a cambios en el flujo sanguíneo en el cerebro y suele ser causada por un derrame cerebral o arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) en el cerebro.

  • Demencia mixta: Es una combinación de dos o más tipos de demencia. Por ejemplo, algunas personas pueden tener enfermedad de Alzheimer y demencia vascular.

  • Otras afecciones que pueden causar demencia o síntomas similares son: Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, enfermedad de Huntington, encefalopatía traumática crónica y demencia asociada al VIH.


¿Quiénes están en riesgo de demencia? Algunos factores pueden aumentar el riesgo de demencia, incluyendo:


  • Envejecimiento: Es el factor de riesgo más importante para desarrollar demencia.

  • Fumar

  • Diabetes no controlada

  • Presión arterial alta

  • Consumo excesivo de alcohol

  • Tener familiares cercanos con demencia


¿Cuáles son los síntomas de la demencia? Los síntomas de la demencia pueden variar según las áreas del cerebro afectadas. Con frecuencia, la pérdida de memoria frecuente es el primer síntoma. La demencia también puede provocar dificultades para pensar, resolver problemas y razonar. Por ejemplo, las personas con demencia Por ejemplo, las personas con demencia pueden:


  • Perderse en vecindarios que antes conocían.

  • Utilizar palabras poco comunes para referirse a objetos familiares.

  • Olvidar el nombre de familiares o amigos.

  • Olvidar recuerdos pasados.

  • Necesitar ayuda para realizar tareas que solían hacer solas.


Algunas personas con demencia tienen dificultades para controlar sus emociones y pueden experimentar cambios en su personalidad. Pueden volverse apáticas, perdiendo interés en actividades diarias o eventos. También pueden perder ciertas inhibiciones o mostrar falta de preocupación por los sentimientos de los demás. Ciertos tipos de demencia también pueden causar problemas de equilibrio o movimiento. Las etapas de la demencia varían desde leves hasta graves. En las etapas más leves, la persona comienza a experimentar afectaciones en su funcionamiento, mientras que en las etapas más graves, la persona depende completamente de los demás para su cuidado. ¿Cómo se diagnostica la demencia? Para realizar un diagnóstico, los profesionales de la salud pueden utilizar:


  • Historial clínico, incluyendo preguntas sobre los síntomas.

  • Examen físico.

  • Pruebas para evaluar las habilidades de pensamiento, memoria y lenguaje.

  • Otros exámenes, como análisis de sangre, pruebas genéticas y escaneos cerebrales.

  • Evaluación de salud mental para determinar si una enfermedad mental puede estar causando los síntomas.


¿Cuáles son los tratamientos para la demencia? No existe una cura para la mayoría de los tipos de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y la demencia con cuerpos de Lewy. Sin embargo, existen tratamientos que pueden ayudar a mantener la función mental por más tiempo, controlar los síntomas de comportamiento y retrasar la progresión de la enfermedad. Estos tratamientos pueden incluir:


  • Medicamentos que pueden mejorar temporalmente la memoria y la capacidad de pensamiento, o ralentizar su deterioro. Sin embargo, estos medicamentos solo funcionan en algunas personas y pueden tener efectos secundarios graves en pacientes con demencia. Es importante hablar con un profesional de la salud para determinar qué medicamentos son seguros en cada caso.

  • Terapia ocupacional para ayudar a encontrar formas de realizar las tareas diarias de manera más fácil.

  • Terapia del habla para abordar problemas de deglución y dificultades en el habla.

  • Asesoramiento en salud mental para ayudar a las personas con demencia y a sus familias a aprender a manejar las emociones y comportamientos difíciles, así como para planificar el futuro.

  • Terapia musical o de arte para reducir la ansiedad y mejorar el bienestar.



15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page